EL COMENTARIO DE TEXTOS
El comentario crítico de textos
iesazahar.blogspot.com
iesazahar.blogspot.com

  • El comentario crítico de textos es un ejercicio de análisis de las ideas y la organización de un texto que nos permite contrastar las opiniones ajenas con las propias; por lo tanto, se trata de una actividad de gran utilidad para formarte tanto intelectual como personalmente. De este modo, podrás tener una visión más objetiva, rigurosa, y, por tanto, madura, del mundo que te rodea. Todos sabemos criticar y estamos acostumbrados a ello, pero no conocemos habitualmente las técnicas para hacerlo correctamente.
  • Un buen comentario crítico debe seguir una serie de fases preestablecidas:
a) Fase previa: Lectura, subrayado y esquema.
  • Antes de comenzar también debemos solucionar las dudas léxicas. A continuación, es bueno subrayar y esquematizar las ideas fundamentales del texto.
  • También resulta muy útil emplear los márgenes del texto para hacer anotaciones y apuntar todo aquello que nos vaya sugiriendo el texto: temas tratados, razonamientos que nos agraden, que nos molesten, que nos emocionen…
b) Resumen del contenido del texto.
  • Un buen resumen consiste en saber captar de forma objetiva las ideas fundamentales del texto que comentamos. Para ello, es necesario eliminar los ejemplos y anécdotas y quedarnos con lo fundamental.
  • No es el momento de incluir tus opiniones; da cuenta sólo de lo que dice el autor.
  • Procura que tu redacción posea un estilo propio; en ningún caso copies o repitas frases textuales. No se trata de “cortar y pegar”.
c) Delimitación del tema.
  • En este punto, debes indicar cuál es la idea principal o tema del texto, expresada de forma breve pero suficientemente clara. Ten en cuenta que el tema principal suele ir acompañado de otros secundarios que lo apoyan, lo desarrollan o lo complementan. Explica cuáles son esos temas o motivos secundarios.
d) Estructura y caracterización.
  • Las ideas de un texto aparecen con una determinada ordenación. Es conveniente que expliques cómo ha procedido el autor y cómo ha jerarquizado esas ideas, cómo las ha enlazado (partiendo de lo concreto para acabar en lo general o viceversa; girando siempre en torno a una idea principal, etc.). Es lo que se denomina tipo de estructura. Las más frecuentes son:
  1. Deductiva, de lo general a lo particular (de lo grande a lo pequeño).
  2. Inductiva, de lo particular a lo general (de lo pequeño a lo grande).
  3. Encuadrada: comienza por una idea principal y, tras mostrar otras ideas secundarias, finaliza volviendo de nuevo a la idea principal.
  4. Paralela: todas las ideas son igual de importantes y se desarrollan al mismo tiempo.
  • A continuación, debemos saber deducir y explicar cuál es la tipología del texto que analizamos: narrativa, expositiva, argumentativa…
  • No está de más señalar quién es el autor del texto, en qué ámbito ha aparecido (periodístico, literario, científico) y cuáles son sus destinatarios.
e) Comentario crítico.
  • Un adecuado comentario crítico implica partir de las ideas expresadas por el autor en el texto para desarrollar el propio punto de vista sobre los temas planteados. Para ello debemos seguir una serie de pasos:
  1. Interpretación de las ideas del texto. ¿Qué ha querido decir el autor? ¿Estamos de acuerdo? ¿Por qué?
  2. Análisis de los argumentos empleados. ¿De qué manera ha intentado convencernos el autor? ¿Lo ha conseguido? ¿Qué otros argumentos podría haber empleado? ¿Qué contraargumentos podemos aportar nosotros?
  3. En cualquier caso, los juicios de valor o tus opiniones han de fundamentarse en argumentos convincentes. No digas las cosas porque sí.
  4. Es bueno abrir la mente y no cerrarse a una sola opinión. Procura adoptar diversas perspectivas y trata de relacionar las ideas expuestas con otros elementos de la realidad (lecturas, películas, acontecimientos históricos…)
f) Conclusión.
  • Consiste en la recapitulación de los más significativo. Conviene concluir el análisis con una valoración personal de todo lo expuesto.

Pautas para la redacción del comentario
psicologia.laguia2000.com
psicologia.laguia2000.com

En el momento de la redacción del comentario, tendremos presentes las siguientes recomendaciones:
  • La redacción ha de ser clara y precisa, pero sin renunciar a cierto grado de originalidad. Huye de palabras que desconozcas o te planteen dudas ortográficas, emplea un léxico amplio, y construye oraciones y párrafos cuidando la organización sintáctica y textual.
  • Cuando desees evitar alusiones directas, puedes emplear el plural de modestia (“nosotros”), las preguntas retóricas (¿No es acaso cierto que...?) o las oraciones impersonales y pasivas (Se suele comentar…; Se considera que...).
  • Evita el empleo de frases hechas, muletillas, expresiones coloquiales, etcétera.
  • Todo comentario puede estructurarse en tres partes: introducción, desarrollo y conclusión.
  1. Introducción: puede realizarse una breve caracterización general del texto en la cual se presenten los rasgos más relevantes.
  2. Desarrollo: todas las informaciones que contengan deberán estar agrupadas y deberán ser justificadas mediante ejemplos concretos tomados del texto.
  3. Conclusión: es una síntesis en la que se muestran las ideas más interesantes.


EL TEXTO. CARACTERÍSTICAS Y TIPOLOGÍA
Características
  • El texto constituye una unidad total de comunicación que posee una información completa y de extensión variable, y que hace progresar la información por medio de los párrafos. Del estudio del texto se encarga la Gramática del Texto o Lingüística textual.
  • Cada párrafo está formado por un conjunto de oraciones que se relacionan entre sí y que se estructuran en torno a una idea central; cada párrafo desarrolla una idea diferente y esa relación se produce mediante los elementos de coherencia y cohesión.
  • La coherencia hace referencia a que tiene sentido lo que el texto expresa; la cohesión se da cuando todas sus partes están bien unidas, hilvanadas.
  • La cohesión se logra a través de los llamados “enlaces extraoracionales”; los más destacables son:


1º Conectores: sirven para relacionar semánticamente las ideas a través de diversos valores:
  • Adición (suma de enunciados): además, asimismo, también, etc.
  • Tiempo: después, luego, etc.
  • Causa-efecto: así pues, pues, en consecuencia, por eso, etc.
  • Oposición: en cambio, sin embargo, a pesar de, por el contrario, etc.
  • Comparación: del mismo modo, igualmente, etc.
  • De ordenación: en primer lugar, a continuación, ante todo, en primer lugar, en segundo lugar, para terminar en suma, por último, en resumen, etc.


2º La Recurrencia: consiste en la repetición, a lo largo del texto, de algún elemento:
  • Sinonimia.
  • Paráfrasis o repetición de alguna parte del texto.
  • Campos semánticos.
  • Repeticiones.


3º La sustitución: sirve para evitar la repetición de términos:
  • uso de pronombres anafóricos y catafóricos: la,las, lo, los, este, ...
  • algunos adverbios deícticos: aquí, allí, etc.
Tipología
  • Hay varios tipos de texto que se clasifican según sea la intención del hablante y según el uso social, es decir, para qué se usan.
  • Cada tipo de texto tiene unas propiedades que lo definen y lo caracterizan (y que trabajarás a continuación), pero debes entender que lo normal es que en un texto se mezclen varias tipologías distintas (como puede ocurrir en un texto literario, por ejemplo, en el que aparezca la narración, con pasajes descriptivos y con diálogos entre los personajes).

1º Según la intención:
  • Narrativo-descriptivo (literario y no literario).
    natystg.blogspot.com
    natystg.blogspot.com
  • Expositivo-argumentativo. Ensayo.
  • Dialogado (literario y conversacional)
2º Según el uso social o tipo de lenguaje empleado:
  • Científico-técnico.
  • Jurídico y administrativo.
  • Periodístico y publicitario.
  • Literario: narrativo; descriptivo; lírico; dialogado.
  • Humanístico: expositivo; argumentativo; ensayo.


TEXTOS NARRATIVOS
  • La lectura de textos narrativos te servirá para disfrutar de tu tiempo libre viviendo historias que nunca imaginaste vivir; para conocer épocas de la historia que te descubrirán el pasado o te proyectarán hacia el futuro; para conocer y juzgar personajes que te pueden enseñar lo que debes hacer o lo que conviene que evites en tu vida.
  • En un texto narrativo contamos hechos reales o imaginarios que les suceden a unos personajes, en un lugar y en un tiempo determinados. Suele combinar descripción y diálogo.
  • Narrar es contar. Se puede contar una historia desde distintos puntos de vista: en primera persona, es decir, alguien cuenta lo que le sucede (normalmente, el protagonista); en tercera persona, alguien cuenta hechos que se ha inventado o que les han ocurrido a otros; y, a veces, en segunda persona.
  • Muchos relatos se organizan con sencillez siguiendo el orden lógico de los hechos (planteamiento, nudo, desenlace), aunque a veces el escritor altera ese orden.
  • Hay dos tipos de narración: la no literaria, que tiene una finalidad informativa; y la literaria, que tiene una finalidad artística.
  • Para leer y comprender a la perfección un texto narrativo deberías fijarte en:
    un10enlengua.wordpress.com
    un10enlengua.wordpress.com
  1. El Argumento: la historia y las acciones que se relatan.
  2. Los Personajes: protagonistas, antagonistas, secundarios.
  3. El Tiempo que dura la acción y la Época en la que sucede.
  4. La Estructura: planteamiento, nudo, desenlace.
  5. El Narrador: cuenta la historia, informa sobre los personajes y describe el lugar y el tiempo de la acción narrativa. Tipos de narrador:
  • Narrador en tercera persona: presenta los acontecimientos como un observador externo, sin participar en los hechos que relata; puede ser:
  1. Narrador omnisciente: conoce todo sobre la historia y los personajes, incluso sus pensamientos y sentimientos más íntimos.
  2. Narrador objetivo: observador externo, relata sólo lo que puede ver, sin adentrarse en el interior de los personajes.
  • Narrador en primera persona: uno de los personajes de la historia es quien cuenta los hechos que él mismo ha vivido o presenciado. Los hechos se presentan desde la perspectiva de un personaje que nos ofrece su visión personal de los hechos.
6. Elementos lingüísticos: los elementos lingüísticos que caracterizan este tipo de textos son:
  • Predominio del verbo (que designa acciones) sobre cualquier otro tipo de palabra. Domina como tiempo verbal el pretérito perfecto simple (acción puntual y acabada) y, en menor medida, el pretérito imperfecto (cuando en el texto narrativo hay algún elemento descriptivo). También se utiliza el presente histórico, para evocar o actualizar las acciones.
  • Utilización de oraciones cortas y precisas.
  • Preferencia por la predicación, es decir, uso de abundantes sintagmas verbales, lo que favorece y permite la subordinación.
  • Abundan las subordinadas temporales, para localizar o situar el texto temporalmente.
  • Si el texto es literario: utilización de recursos de la lengua como metáforas, metonimias, antítesis, paradojas, ironías, etc.

TEXTOS DESCRIPTIVOS

  • La lectura de textos descriptivos te servirá para aprender a leer bien las definiciones y los artículos de las enciclopedias o de páginas Web que describan algo o a alguien; para desarrollar tu imaginación visualizando a los personajes, animales, objetos, lugares, etc. que aparezcan en las obras que estés leyendo; para ser observador y fijarte en los detalles que caracterizan a las personas y a los objetos y ser un buen testigo.
  • Los textos descriptivos tratan de “dibujarnos o pintarnos” con palabras la realidad. Es fundamentalmente analítico, es decir, el autor va presentando, por partes y siguiendo un orden, aquello que observa. A veces sólo se fija en lo que le interesa o llama su atención; entonces su descripción es “subjetiva”.
  • Básicamente existen dos tipos de descripciones:
  1. Descripciones técnicas u objetivas: son propias de textos específicos o científicos, aunque también las podemos encontrar en el género periodístico. Lo que se persigue con este tipo de textos es dar a conocer un objeto determinado, una persona, un proceso, un producto,… a través de sus partes, de su finalidad o de su funcionamiento.
  2. Descripciones literarias: aparecen intercaladas en los textos narrativos (cuentos, novelas). Sirven para darnos a conocer a los personajes, sobre todo su aspecto físico o psíquico, los objetos, lugares,… Podemos describir también sensaciones o percepciones que nos llegan a través de los sentidos. En estas descripciones predomina la función estética o poética del lenguaje.
  • Según el objeto descrito, distinguimos:
  1. Retrato: es la descripción de un personaje con carácter general.
    colectivobicicleta.com
    colectivobicicleta.com
  2. Prosopografía: es la descripción externa de los rasgos físicos de un personaje.
  3. Etopeya: es la descripción de los rasgos psicológicos del personaje.
  4. Autorretrato: es el retrato que un autor hace de si mismo.
  5. Caricatura: es una exageración de los rasgos más chocantes del personaje, con objeto de ridiculizarlo en forma de sátira.
  6. Topografía: descripción de un lugar, paisaje, etc.
  7. Topotesia: descripción de un lugar fantástico, imaginario, idílico.
  8. Cronografía: descripción de una época.
  • Los elementos lingüísticos que caracterizan a los textos descriptivos son:
  1. Predominio de sustantivos y adjetivos (de carácter sensorial; también pueden ser valorativos) sobre las acciones. Las formas verbales màs utilizadas son el presente atemporal y, sobre todo, el pretérito imperfecto (acción inacabada).
  2. Predominio de sintagmas nominales sobre los sintagmas verbales. Abundancia de enumeraciones.
  3. Utilización de oraciones copulativas para expresar cualidades atribuidas al sintagma nominal.
  4. Abundancia en el uso de yuxtaposición y coordinación. Sintaxis sencilla.
  5. En los textos literarios: abundancia de metáforas, comparaciones, personificaciones, etc., para incidir en determinados aspectos de la descripción.


TEXTOS EXPOSITIVOS
  • Leer textos expositivos te ayudará a entender mejor cualquier explicación que leas u oigas acerca de cualquier tema que se te proponga porque son “explicaciones” muy sistemáticas.
  • Un texto expositivo tiene como finalidad transmitir al destinatario una información que no conoce. Es el lenguaje propio de la ciencia y de la técnica. Por eso es importante que los textos expositivos cumplan las siguientes condiciones:
  1. Claridad de los términos empleados y de la construcción sintáctica.
  2. Precisión y exactitud en la elección de las palabras.
  3. Sencillez en la expresión.
  • Son aquellos textos que exponen, informan, explican o dan a conocer los diferentes aspectos de un tema o cuestión, de una manera clara y ordenada. Su objetivo es informar al receptor con rigor y objetividad, de un modo sistemático y metódico.
  • La exposición es un modelo de texto no literario. Aparece en textos de carácter técnico, científico, es decir, en cualquier modelo textual que requiera la explicación o desarrollo de un tema. También aparece con frecuencia en los textos periodísticos o como antesala de un texto argumentativo.
  • Los elementos lingüísticos que caracterizan estos textos son:
  1. Utilización de los principios de claridad y objetividad.
  2. Uso de descripciones técnicas, donde se aportan datos absolutamente precisos y objetivos. A veces se utilizará un léxico especializado.
  3. Abundancia de coordinadas explicativas y de subordinadas.
  4. Organización lógica de los datos expuestos, que aparecerán ordenados en partes, para llegar a una conclusión.


TEXTOS ARGUMENTATIVOS. EL ENSAYO
  • Argumentar es defender o rechazar una idea mediante una serie de razones, con el fin de convencer a nuestro interlocutor. Y leer este tipo de textos te enseñará a defender lo mejor posible tus ideas o tu postura ante cualquier cuestión o problema que se te plantee.
  • Es muy importante que estos razonamientos estén ordenados lógicamente, que sean claros y no se contradigan, y también que estén expresados de una manera convincente.
  • Son textos (editoriales, artículos periodísticos, columnas de opinión, escritos filosóficos, políticos, sociales económicos, etc.) en los que el autor utiliza argumentos con objeto de defender una idea ante el receptor y convencer o persuadir a éste de la validez de esa idea. A la idea principal del texto se le denomina tesis; se compone además de un cuerpo argumentativo y de una conclusión.
  • En general, estos textos suelen aparecer asociados a los textos expositivos. Se diferencian de estos en que el texto argumentativo pretende convencer de que el punto de vista del autor es el correcto, y la manera de hacerlo es utilizando buenos argumentos que corroboren la tesis.
  • Los elementos que caracterizan a estos textos son:
  1. Utilización de párrafos para marcar los argumentos.
  2. Para señalar la transición o evolución de la argumentación se utilizan nexos o marcas gramaticales, así como oraciones para introducir o recapitular ideas (por otra parte, como consecuencia de lo anterior, en primer lugar, la conclusión de todo lo dicho...).
  3. Ofrecen abundantes ejemplos prácticos para corroborar los argumentos.
  4. Sintaxis muy compleja: oraciones largas, con varias proposiciones, donde se entremezclan todos los tipos de coordinadas y subordinadas.
  5. Abundancia de oraciones interrogativas (directas o indirectas), exclamativas, dubitativas, etc.
  • La argumentación puede organizarse de distintos modos. Los más importantes son:
  1. El proceso deductivo: se expone al principio la idea fundamental, es decir, la tesis, y a continuación se dan las razones o argumentos , los ejemplos, las citas de autoridades, etc. que sostienen esa tesis.
  2. El proceso inductivo: se parte de ejemplos conocidos y generalmente aceptados por todos, refutamos las objeciones que puedan aparecer y llegamos por fin a la conclusión o tesis.
  • Existen distintos tipos de argumentos que el emisor puede utilizar para persuadir al receptor. Los principales son:
  1. Analógico: este tipo de argumento compara el punto de vista que se quiere imponer con otro hecho de similar naturaleza para una mejor comprensión.
  2. Autoridad: este argumento utiliza el prestigio de alguien que sea autoridad en el tema o intelectualmente, reproduciendo su opinión. De este modo, si el destinatario está en contra de la postura del emisor, ahora también estará en contra de una personalidad importante, añadiéndole una carga más para que acepte su visión.
  3. Ejemplos: casos concretos de cualquier índole servirán al argumentador para lograr su objetivo (anécdotas, metáforas, frases famosas, etc.).
  4. Presunción: se basa en el principio de verosimilitud.
  5. Probabilidades: este tipo de argumento es el más científico, fundamentándose en datos estadísticos de fuentes fidedignas.
  • Un tipo especial de texto o género literario que mezcla la exposición de las ideas del escritor con el desarrollo de los argumentos que le sirven para desarrollar sus ideas es el ensayo. Un ensayo es un intento de comunicar algunos saberes, opiniones o ideas sobre un asunto concreto, dirigido a un público no especializado. Es de extensión más bien corta.
  • El ensayista pretende crear opinión, hacer seguidores, porque además de dar opiniones, utiliza argumentos para defenderlas. Y el cauce más frecuente para divulgar sus ensayos suele ser el periodismo.
  • La lectura de ensayos te servirá para disfrutar del estilo de los buenos escritores; para aprender a defender tus opiniones con argumentos sólidos y bien fundamentados; para ampliar tus conocimientos y descubrir nuevos temas sobre los que hablar; para ser tolerante con todo tipo de opiniones y con todas las personas.


TEXTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS
  • Se llama lenguaje científico a los usos técnicos característicos de cada una de las distintas ciencias.
  • Se caracteriza porque quienes lo emplean sólo lo hacen en la parcela concreta de su actividad; fuera de ella usan la lengua común.
  • Los tecnicismos propios de cada ciencia convierten el lenguaje profesional en un instrumento útil exclusivamente para especialistas.
  • La finalidad de estos textos es la transmisión de conocimientos objetivos que puedan ser examinados y verificados.
  • Características de este tipo de textos:
  1. Empleo de un registro culto de la lengua.
  2. Corrección y sencillez sintácticas, con preferencia por la coordinación y la yuxtaposición. También se usará la impersonalidad y las distintas oraciones de pasiva.
  3. Precisión terminológica.
  4. Claridad expositiva.
  5. Uso de neologismos, extranjerismos, cultismos, latinismos, etc.
  6. Nominalización de frases en sustitución de la construcción verbal.
  7. Se debe evitar la ambigüedad y la vaguedad.
  • Los textos científico-técnicos utilizan habitualmente tres formas de expresión: la descripción, la exposición y la argumentación.


TEXTOS PERIODÍSTICOS

  • Una lectura adecuada de este tipo de textos te servirá para encontrar lo antes posible una información que te interese o que te sea de utilidad; para ampliar la información según tus gustos o necesidades; para poder opinar y valorar el texto leído.
  • Las finalidades básicas de los medios de comunicación son informar, formar y entretener.
  • Entendemos por lenguaje periodístico el utilizado en los medios de comunicación de masas o “mass media”(prensa, radio, televisión e Internet). Pero no se puede hablar del lenguaje periodístico como un todo unitario, porque tiene la flexibilidad suficiente como para incluir en él desde los textos más literarios hasta los más coloquiales, según el género periodístico que se esté utilizando.
  • Son características generales del lenguaje periodístico :
  1. Claridad.
  2. Corrección.
  3. Concisión.
  • Sin embargo, en muchas ocasiones este lenguaje aparece “contagiado” por el lenguaje administrativo, o por un lenguaje poco correcto (excesivo uso de siglas y acrónimos, uso de extranjerismos o un estilo demasiado literario) que dificulta su comprensión.
  • Hay que prestar especial atención al lenguaje de los titulares, que presenta estas características:
  1. Supresión de verbos y artículos.
  2. Separación del Complemento Circunstancial de Lugar de su predicado.
  3. Uso de frases con doble sentido.
  • Un periódico, en función de su contenido, se estructura en secciones. Las más comunes son:
  1. Primera plana o portada.
  2. Secciones informativas: divididas en internacional, nacional, local, deportes, …
  3. Sección de opinión: que abarca el editorial, los artículos, las columnas o las cartas al director.
  4. Pasatiempos.
  5. Publicidad y cartelera.
  6. Última página o contraportada.
  • Para cumplir con sus tres principales objetivos (informar, crear opinión y entretener), los periódicos utilizan diversos géneros.
Géneros de información.
Se refiere a las Noticias, a los Reportajes y a las Entrevistas.
  • Noticia
    marjoriemarquez...
    marjoriemarquez...
Es la base del periódico. Se trata de la exposición objetiva de un acontecimiento que, por su actualidad e interés, puede llegar a un gran número de lectores.
Todas las noticias tienen una estructura fija:
· Titular, con antetítulo y subtítulo (aunque no siempre tiene que tenerlos). Su sintaxis es muy simple.
· Entradilla o “lead”. Es el resumen de la noticia y responde a las preguntas: qué, quién, por qué, cuándo, dónde, cómo.
· Cuerpo de la noticia, en donde se completa la información de manera decreciente en importancia.
  • Reportaje
Es el relato de acontecimientos que pueden suscitar el interés del público. El periodista investiga el tema y lo desarrolla de forma exhaustiva.
  • Entrevistas
Es un reportaje con las opiniones del protagonista.
Géneros de opinión
Sirven para crear o formar opinión en los lectores a través del Editorial, el Artículo y la Columna.
  • Editorial
Aparece siempre en la misma página y en un lugar destacado, y en él se comenta y se valora un acontecimiento importante de la actualidad, de acuerdo con la ideología del periódico. Aparece sin firma.
  • Artículo
Es un periodista o un colaborador externo al periódico el que expone su opinión subjetiva sobre un asunto de su interés.
  • Columna
Es un comentario con un lugar fijo en el periódico firmado por un escritor. Es subjetivo y con un estilo cercano al literario.
Géneros mixtos
Son aquellos en los que aparecen tanto informaciones objetivas como valoraciones personales de quien las escribe. Destacan la Crónica y la Crítica cultural.


TEXTOS PUBLICITARIOS

  • Desde un punto de vista comunicativo, la publicidad es una técnica de carácter complejo, propia de la sociedad de consumo, que utiliza los productores de bienes y servicios, instituciones o asociaciones para dar a conocer algo al público y persuadirlo para que realice una acción concreta: comprar, evitar, adoptar determinados comportamientos, votar a un partido político, etcétera.
Clases de publicidad
  • Bajo la denominación común de publicidad se recogen actividades comunicativas muy variadas que, aunque comparten los recursos empleados para elaborar sus mensajes, son diferentes en cuanto al fin que persiguen. Según sea este fin, pueden distinguirse tres clases:
  1. La publicidad comercial, orientada a la venta de productos o a la contratación de ciertos servicios.
  2. La comunicación social o publicidad institucional, dirigida a modificar las conductas o comportamientos de los ciudadanos.
  3. La propaganda política, cuyo objetivo es que la opinión pública asuma determinadas ideas políticas y sociales como propias.
El mensaje publicitario
  • Los anuncios de publicidad son mensajes constituidos por signos de diversa naturaleza, tanto lingüísticos como no lingüísticos, que varían según su canal de transmisión.
  • En los mensajes publicitarios pueden aparecer, pues, los siguientes componentes:
  1. Elementos verbales, tanto orales como escritos (mensaje lingüístico).
  2. Elementos no verbales, en especial la imagen (mensaje icónico) y el sonido.
  • En ambos tipos de mensajes se distinguen un contenido denotativo y unos contenidos asociados o simbólicos (la sensualidad, la juventud, etcétera).
El discurso publicitario
  • En los mensajes publicitarios puede distinguirse una estructura textual claramente argumentativa, aunque muchas veces tienen la apariencia de textos expositivos.
  • La organización de los contenidos como texto lingüístico del mensaje publicitario responde a una estructuración en tres partes: encabezamiento o titular, cuerpo o desarrollo, y rúbrica o cierre.
  • Las partes primera y tercera suelen ser más concisas y llamativas, pues incluyen la llamada de atención, la identificación del producto y el eslogan, mientras que la segunda parte suele ir en letra más pequeña para hacer una descripción del producto.
El lenguaje de la publicidad
  • Se distinguen tres niveles dentro de este tipo de lenguaje:
· Niveles gráfico y fónico.
§ Destaca la variedad tipográfica. Además, los textos adoptan disposiciones libres o formas determinadas que imitan el producto. Se ven con frecuencia transgresiones ortográficas que aseguran la atención del lector y juegos fónicos con el fin de que el mensaje se fije en la memoria del receptor: ¡Qué bien, qué bien, hoy comemos con Isabel!
· Nivel morfosintáctico.
§ El estilo del mensaje lingüístico en publicidad se caracteriza por la condensación, la concisión y la economía.
§ Se perciben los textos como conjuntos de unidades informativas mínimas (frases breves), de fácil lectura y memorización, que buscan involucrar al receptor (implicación), transmitir rápida y eficazmente el mensaje (economía y condensación) y destacar las cualidades del producto que se anuncia (ponderación). Algunos ejemplos son: Galicia, pórtico de la gloria; Cuba, la alegría de vivir.
· Nivel léxico-semántico.
§ Existe preferencia por el léxico connotativo, referido a campos semánticos que pertenecen a los valores simbólicos que pueden ser atractivos para el receptor, según su edad, nivel social, modas, etcétera: lo natural, lo tecnológico, lo tranquilo, la aventura, lo exclusivo...: El sabor de lo auténtico; Pura leche de vaca.
§ El léxico utilizado, además de evocador, ha de ser innovador. Esto lleva a la creación léxica, lograda por medio de la derivación y la composición de lenguas clásicas, la alteración o descomposición de palabras, las grafías extranjerizantes y la abreviación: Te falta, TEFAL.

TEXTOS JURÍDICO-ADMINISTRATIVOS
  • El Derecho es un conjunto de preceptos y normas con los que se expresa una idea de justicia y orden, que regula las relaciones humanas en la sociedad civil. Con el adjetivo “jurídico” nos referimos a aquello que atañe o concierne al Derecho.
  • Los textos administrativos son los documentos a través de los cuales se realiza la comunicación entre la Administración y los ciudadanos. El lenguaje administrativo-jurídico se emplea para regular las relaciones entre los ciudadanos y realizar tareas de servicio público que afectan al funcionamiento de la sociedad en general. Algunos de estos textos (el contrato, la instancia, etcétera.) son de uso habitual y conviene conocer sus características.
El registro lingüístico
  • Los textos administrativos son textos planificados en los que se recurre a un registro formal.
  • Estos textos deben mantener el principio de cortesía. No deben contener, por tanto, insultos u opiniones infundadas, ni ninguna forma de discriminación.
  • Igualmente, es preciso mantener la distancia entre quienes se comunican, mediante los tratamientos de respeto (usted), la ocultación del yo y la ausencia de familiaridad en las formas de saludo y despedida.
La disposición de los textos
  • La forma de expresión dominante es la exposición, aunque también pueden aparecer partes narrativas, descriptivas y argumentativas.
  • Estos escritos se adaptan a esquemas fijos, como pueden ser los formularios (donde sólo se exige anotar la información imprescindible) y la instancia.
  • Las fórmulas fraseológicas contribuyen a mantener la estructura rígida de estos textos (“expone, solicita, en virtud de lo cual, etc.”).
Aspectos verbales
  • Rasgos léxicos:
· Uso de arcaísmos.
· Abusiva creación de eufemismos innecesarios por medio de los cuales se trata de ocultar una realidad molesta (modificación de las tarifas, comarcas deprimidas).
· Sustitución de verbos simples por perífrasis léxicas del tipo verbo + sustantivo ("tomar parte" por "participar").
  • Rasgos morfológicos:
Son representativos el uso del futuro de indicativo con significado imperativo y normativo (Se sancionará a...) y el del futuro de subjuntivo en lugar del presente o pretérito perfecto del mismo ("sucediere y hubiere sucedido" en lugar de "sucede y haya sucedido").
  • Rasgos sintácticos
Se tiende a usar párrafos de una extensión desmesurada, que contienen además incisos, paréntesis y rodeos. Esto dificulta muchas veces la comprensión del contenido.
Clases de textos.
  • Algunos de los textos que nos podemos encontrar de este tipo son el informe, el acta y la instancia.
· Informes.
Un informe es una exposición de hechos o datos comprobables sobre una persona o sobre asuntos de la vida diaria. El informe se caracteriza por su lenguaje claro, conciso y objetivo. En el caso de que el autor incluya valoraciones u opiniones personales, debe distinguirlas claramente de los hechos objetivos.
· Actas.
Un acta es un documento en el que se registra lo sucedido y tratado en una reunión.
· Instancias.
La instancia es un documento por medio del cual se solicita algo de un organismo público o de una autoridad. Contiene un Encabezamiento en donde deben aparecer los datos personales del solicitante; un "Expone", en donde se detallan los argumentos de dicha instancia; un "Solicita", en el que se pone lo solicitado; una última parte donde se adjunta fotocopia justificativa de lo que se solicita; y, por último, la fecha y la firma y el tratamiento correspondiente a la persona u organismo al que se dirige la instancia.

TEXTOS DIALOGADOS
  • Los textos dialogados son aquellos que están compuestos por un diálogo, es decir, un intercambio de preguntas y respuestas entre dos o más interlocutores.
  • Aunque el diálogo es propio de la lengua oral, puede aparecer en los textos escritos (novela, cuento, fábula, teatro, ensayo) cuando el autor se esconde detrás de sus personajes y deja que se expresen libremente, sin mediación del narrador. Esto puede ocurrir en fragmentos de una narración, descripción, exposición, o en otros textos en los que el diálogo sea la única forma de escritura, como en las obras teatrales, por ejemplo.
  • El diálogo es el principal componente de las obras dramáticas o teatro. La acción avanza, por tanto, gracias a los diálogos propiciados por los personajes, cuyo nombre precede cada una de sus intervenciones, y en ocasiones se apoya en pequeñas descripciones de las escenas, llamadas acotaciones.
  • Hay, además, otras formas de textos dialogados con características muy diferentes al teatro. Se trata de la dialéctica o el diálogo en sí, como género literario. Este género, muy prolífico durante la Edad Media y el Renacimiento, adopta la forma de diálogo para hacer exposiciones argumentativas o debates entre varios personajes con intención didáctica sobre un tema determinado.
Diálogo literario
  • En literatura, el diálogo se ofrece como la forma habitual de presentar directamente las palabras de los personajes. Por ello, es el discurso propio de los textos dramáticos y aparece con frecuencia en textos narrativos:
1. Diálogo dramático
Puesto que el teatro se representa, el diálogo dramático se aproxima a la modalidad oral y, en él, los elementos no verbales desempeñan un papel importante. En el texto dramático, el diálogo cumple estas funciones:
· Construir la acción, indicando qué sucede, a quién, etcétera.
· Manifestar el mundo íntimo de los personajes.
· Aportar información sobre la historia para que el público la siga.
· Caracterizar a los personajes.
· Crear momentos de transición en la acción.
2. Diálogo en textos narrativos
En los textos narrativos, el narrador puede introducir las voces y los pensamientos de los personajes para dar más viveza y dinamismo al relato. Esto se consigue por medio de dos maneras de reproducir ese diálogo:
· El estilo directo reproduce las palabras del hablante exactamente igual a como fueron dichas y gráficamente se utiliza un verbo de “lengua, decir, o de pensamiento”, seguido de dos puntos, comillas y mayúsculas. Ejemplo: Ramón dijo: “Ven aquí”.
· El estilo indirecto reproduce la idea del hablante, pero no sus palabras textuales y requiere de adaptaciones de los verbos y de las estructuras. Ejemplo: “Ramón dijo que fuera allí.”

  • Como variantes del diálogo tenemos el MONÓLOGO (un personaje habla para sí mismo) y el MONÓLOGO INTERIOR (recurso narrativo que se centra en los pensamientos y emociones de un personaje. Tiene como objetivo mostrar los contenidos de la conciencia, los procesos psíquicos y la organización del inconsciente humano).

TEXTOS LÍRICOS O POÉTICOS

  • La lectura poética te ayudará a descubrir la riqueza y diversidad de los sentimientos humanos, cómo pueden expresarse y cómo se expresaron a través de las diversas épocas de la historia; para afinar tu sensibilidad y tu capacidad de percibir la belleza y disfrutar de ella.
  • Pero, ¿qué es la poesía? La respuesta no es nada fácil, pues hay tantas respuestas como poetas hay y tantas respuestas como géneros poéticos hay; aunque podríamos definirla como una manera muy especial de transmitir emociones, sentimientos, sensaciones, … haciendo un uso también muy especial de la lengua.
  • Y… ¿para qué sirve la poesía? Pues la respuesta tampoco es fácil. Para unos, no sirve absolutamente para nada, pues nada se puede hacer (comprar, vender,…) con ella; para otros, es un producto que mueve y remueve la sensibilidad, los sentimientos, los corazones.
  • A la hora de comentar este tipo de textos, tendrás que fijarte tanto en su estructura externa como en la interna.
  • La estructura externa hace referencia a su aspecto físico: número de versos, rima, tipo de estrofa, etc.
  • La estructura interna se refiere a su contenido, a su tema, a su organización, a los recursos estilísticos o figuras literarias que aparecen, al autor, a su época, a su estilo y a su género literarios, etc.
  • Para poder hacerlo, tienes que tener conocimientos literarios y métricos.